¿Cuánto podemos distalar con alineadores?

A todos nos atraen los conceptos de “predictibilidad” o “fiabilidad”. Queremos ofrecer las máximas garantías a nuestros pacientes en todo lo que hacemos (y, de paso, dormir tranquilos), pero, por suerte o por desgracia, la biología no es una ciencia tan exacta como las matemáticas.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, el desarrollo de los alineadores abrió nuevas puertas para la corrección de los problemas sagitales, siendo una de ellas la distalización secuencial.

La distalización no es un movimiento fácil de conseguir, tradicionalmente se utilizaban aparatos como péndulos o anclajes extraorales para asegurar que las fuerzas aplicadas eran lo suficientemente efectivas para conseguir el movimiento distal de los molares, afectando lo menos posible a los dientes anteriores. Estos aparatos funcionan muy bien, pero son incómodos y no son tan fácilmente asumibles por el perfil de paciente que tenemos en la actualidad. Por eso, la alternativa de los alineadores resulta tan atractiva.

Método de análisis basado en la superposición de las rugas palatinas para determinar
los movimientos pre y post tratamiento en una distalización de molares. Safi y cols.

Pero antes de empezar a distalar, conviene entender cómo se expresan los movimientos programados o, dicho de otra forma, qué porcentaje de predictibilidad van a tener nuestros ClinChecks o Approvers.

Hay multitud de estudios que analizan la predictibilidad de la distalización molar, pero hoy vamos a revisar uno publicado por Safi y cols. en el que analizan mediante la superposición de modelos digitales (utilizando como referencia las rugas palatinas) la diferencia entre los resultados planificados y obtenidos en el paciente tras el tratamiento con alineadores.

La zona de las rugas palatinas es una estructura relativamente estable y reproducible en el modelo dental que puede utilizarse para el registro y la superposición de modelos maxilares seriados en los tratamientos con alineadores. Esta zona está formada por las “crestas” de tejido situadas en la parte anterior del paladar duro, que son únicas para cada individuo y pueden servir como puntos de referencia fiables. Este método de análisis permite superponer los modelos iniciales con los modelos de la fase final con fiabilidad, lo que permite evaluar la cantidad de movimiento dental durante el tratamiento de forma precisa.

Los resultados del estudio mostraron que los valores planificados de distalización de molares superiores en el Clincheck fueron significativamente superiores a los valores alcanzados en la boca del paciente. Los resultados aparecen en la siguiente tabla:

Existen numerosos factores que pueden contribuir a estas diferencias, como una secuencia inadecuada, la no utilización de ataches o la pérdida de anclaje que se produce en los dientes anteriores al intentar distalar los molares.

Este estudio nos proporciona información interesante al utilizar un método de medición muy fiable. Los hallazgos sugieren que los milímetros planificados de distalización de molares en el Clincheck pueden sobreestimar los resultados reales. ¿Qué aprendemos de estos resultados? Que debemos ser conscientes de ello a la hora de planificar nuestros tratamientos con alineadores.

Conociendo estos resultados, tenemos que optimizar los tratamientos para conseguir la mayor predictibilidad posible en estos movimientos. Os damos algunos consejos:

  • Utilizar ataches e IPR para facilitar los movimientos y reducir la necesidad de refinamientos.
  • Utilizar todas las herramientas 3D a nuestro alcance, como los escáneres intraorales y el software relacionado, para evaluar el progreso y los resultados del tratamiento de forma más eficiente y precisa.
  • Tener en cuenta las características individuales de cada paciente, como la cantidad de espacio disponible distal al segundo molar, la curva de Spee o el biotipo facial para determinar la viabilidad y los resultados esperados de la distalización de molares con los alineadores.

Saif BS et al. Efficiency evaluation of maxillary molar distalization using Invisalign based on palatal rugae registration. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2022;161:e372-e379

Comparte esta entrada:

Otras entradas