Logo Smart aligner services
Diferencia entre EX30 y SmartTrack

Diferencias entre el EX30 y el SmartTrack de Invisalign


Explorando los Materiales EX30 y SmartTrack: De la Revolución al Obsoleto

Seguramente, hablar de qué están hechos los alineadores sea un tema un tanto “farragoso” y poco atractivo. A todos nos gusta más ver casos, sobre todo si son complejos, y disfrutar de las magníficas mecánicas que aplican unos u otros profesionales para resolverlos. Pero los materiales y la ortodoncia están condenados a entenderse. A lo largo de todos sus años de historia, Align Tecnology ha desarrollado diferentes materiales para fabricar alineadores con unas propiedades físicas y mecánicas óptimas con las que mover los dientes. 

Comenzaron utilizando el Exceed 30 (EX30). Este plástico monocapa fue una revolución en su momento, pero desde 2013, con la aparición del SmartTrack, ha quedado obsoleto. Aunque los estudios que comparan diferentes materiales para la fabricación de alineadores han demostrado que el plástico multicapa tiene unas propiedades superiores para producir el movimiento dentario frente al plástico monocapa, con el EX30 se conseguían unos resultados relativamente aceptables que ayudaron a Invisalign a convertirse en el líder del sector. 

EX30 vs. SmartTrack: Una Evolución en los Materiales y Resultados Clínicos

Con la introducción de SmartTrack, clínicamente empezaron a verse mejoras en la consecución de algunos movimientos. Uno de los más significativos fue, por ejemplo, la rotación de los caninos inferiores. Para conseguir este movimiento con el EX30, en muchos pacientes era necesario utilizar técnicas auxiliares, como botones y cadenetas, para suplir la ineficacia de los alineadores. Es posible que no todo haya sido “culpa” del cambio de material: la mejor comprensión de la biomecánica y la evolución en el diseño de ataches también han aportado su granito de arena para mejorar la predictibilidad de este movimiento y muchos otros. 

¿Realidad versus Estadísticas? Análisis de los Resultados

Al buscar sobre las ventajas o beneficios del cambio de material en la web de Invisalign, nos aseguran que, según sus datos de archivo, la predictibilidad de movimientos conseguida con los alineadores SmartTrack ha aumentado en un 75% en comparación a la predictibilidad lograda con el EX30. Si acudimos a los estudios al respecto, los resultados no son muy parecidos a los que publica Invisalign. Esto no nos debería sorprender, es frecuente encontrar disparidad entre los resultados obtenidos por unos y por otros. Hay ocasiones donde incluso llegan a darse resultados opuestos, según el método que utilice cada uno. Sin ánimo de juzgar la credibilidad de nadie ni los posibles conflictos de interés, tomemos las tablas de dos conocidos estudios publicados en la American Journal, la primera de ellas sobre la predictibilidad con el material EX30 y la segunda, con los alineadores SmartTrack:

El primer estudio fue publicado en el 2009 y, el segundo, en 2020. 11 años de evolución y experiencia los separan. Que el Dr. Neal Kravitz sea partícipe en ambos, nos da una pista de que, posiblemente, la metodología de ambos sea similar, por lo que podemos considerar los resultados altamente fiables. Revisando los resultados, los porcentajes de predictibilidad han mejorado en todos los movimientos analizados. Destacar la extrusión de los incisivos superiores, que ha cambiado de un 18% de predictibilidad a un 56%, o la rotación de los caninos inferiores, que ha mejorado de un 29% a un 45%. Es curioso ver cómo lo que percibimos en clínica tiene su respuesta homóloga en los estudios científicos.

La Evolución de los Estudios: Reflexiones sobre los Avances

Después de ver esto…¿alguien preferiría utilizar plástico monocapa? La respuesta puede ser variable. Estos datos sólo muestran resultados de los alineadores producidos por Invisalign, pero no significa que otras marcas no hayan sido capaces de desarrollar sus propios materiales. El plástico que utilicemos es un factor a considerar. Nadie duda que los avances en el campo de los materiales nos ayudan a conseguir tratamientos más predecibles, y seguirán cambiando y mejorando. La incipiente industria de los alineadores impresos, por ejemplo, puede suponer también una revolución como lo fue en su día el SmartTrack. Todavía es pronto para afirmarlo, lo veremos en unos años. Dejemos a los ingenieros que sigan investigando (si hay alguno leyendo este artículo, tiene todo mi ánimo y mi apoyo) y centrémonos en la parte del tratamiento donde tenemos mayor repercusión, que no es otra que la planificación digital. Entre todos, paso a paso, conseguiremos mejorar estos porcentajes y hacer los tratamientos de alineadores mucho más predecibles. 

¿Interesado en aprender más sobre EX30 y el SmartTrack de Invisalign y su aplicación en ortodoncia? ¡Únete a nuestro curso presencial “SAS meeting” en Madrid los días 18 y 19 de octubre y profundiza tus conocimientos con expertos en el campo! Reserva tu lugar ahora en nuestra landing page y sé parte de esta oportunidad única de formación práctica. ¡No pierdas la oportunidad de llevar tu práctica ortodóncica al siguiente nivel!

Kravitz N et al. How well does Invisalign work? A prospective clinical study evaluating the effi- cacy of tooth movement with Invisalign. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2009;135:27-35. 

Haouili N et al. Has Invisalign improved? A prospective follow-up study on the efficacy of tooth movement with Invisalign. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2020;158:420-5. 

Shirey N et al. Comparison of mechanical properties of 3-dimensional printed and thermoformed orthodontic aligners. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2023;163:720-8. 

Comparte esta entrada:

Otras entradas