¿Es real el análisis de Bolton que nos hace el ClinCheck?

Todos recordamos nuestros años de posgrado donde teníamos que medir en los modelos de escayola el tamaño de cada diente con el calibre para poder calcular la discrepancia de Bolton. Un trabajo tedioso como pocos, en el que nos dejábamos la vista y las horas.

Por suerte, la tecnología nos ha facilitado enormemente este trabajo. A día de hoy, los programas de planificación disponen de las herramientas necesarias para calcular la discrepancia entre el tamaño de los dientes de ambas arcadas. Sin embargo, estas medidas no siempre son tan precisas como podríamos pensar. En el proceso de medición de los dientes, existen 3 factores principales que pueden afectar a su fiabilidad.

Factores que afectan a su fiabilidad

  • El acceso a la anatomía dentaria. Dependiendo de la maloclusión que estemos escaneando, no tendremos la misma capacidad para lograr obtener registros precisos de los dientes. Por ejemplo, en un paciente con diastemas, el escáner podrá captar con más precisión toda la estructura del diente, mientras que en un paciente con apiñamiento severo y rotaciones, parte de la forma del diente será “inventada” o creada de forma estimada por el programa.
  • Dificultad para localizar una referencia clara para determinar la cara mesial y distal del diente. Este problema puede aparecer en dientes que tengan una anatomía irregular o desgastes interproximales.
  • Protocolo de medición inconsistente. Si los parámetros para realizar estas medidas no están bien calibrados, el riesgo de imprecisión aumenta.

Al ser Invisalign la marca de alineadores más extendida a nivel global, los estudios existentes hasta la fecha para determinar la precisión del análisis de Bolton se han hecho con el programa ClinCheck Pro. De los estudios publicados, la primera conclusión que podemos obtener es que la herramienta de medición del ClinCheck no es 100% precisa. Sin embargo, en cada uno de los estudios utilizan métodos de medición diferentes: en uno de ellos usan un perfilómetro óptico 3D, que tiene una precisión de micras, y en el otro comparan las mediciones del ClinCheck con el método de medición manual clásico. Como podríamos esperar, los resultados de uno y otro
fueron completamente diferentes.

  • En el estudio en el que usaron el perfilómetro óptico, hallaron que el ClinCheck tendía a calcular un tamaño de diente menor al real, y esta diferencia era mayor en los dientes posteriores.
  • En el estudio donde hicieron mediciones manuales, concluyeron que el ClinCheck daba valores mesiodistales mayores a los reales, siendo el error mayor también en molares.

¿En qué puede afectar esta falta de precisión en la medición del tamaño de los dientes?

Hay que ver el programa desde un punto de vista más crítico, no podemos “creer” en el análisis de Bolton que calcula el ClinCheck. Se puede tomar como referencia para saber si existe defecto o exceso de material dentario en una arcada, pero asumiendo que estas mediciones no son exactamente las mismas que las de los dientes reales.

Por otra parte, a nivel clínico, las discrepancias entre la anatomía interproximal estimada y la real pueden provocar contactos indeseados entre los dientes que dificulten sus movimientos. Por suerte, este problema tiene fácil solución: Comprobar en todas las citas los puntos de contacto interproximales y pasar las tiras de IPR para aliviar las zonas donde el paciente tenga contactos fuertes.

Adobes Martin M et al. Reliability of Tooth Width Measurements Delivered by the ClinCheck Pro 6.0 Software on Digital Casts: A Cross-Sectional Study. Int J Environ Res Public Health. 2022 Mar 17;19(6):3581.

Shailendran A et al. Accuracy and reliability of tooth widths and Bolton ratios measured by ClinCheck Pro. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2022;161:65-73.

Comparte esta entrada:

Otras entradas